10 Consejos para comprar una vivienda


Después de pensar que hemos pasado una crisis mundial provocada por la pandemia, ya han empezado a surgir señales de que el sector inmobiliario sufrirá un impacto negativo, para unos pero positivos para otros. Mucha incertidumbre respecto a la estabilidad cambiaria genera timidez al momento de una familia tomar la decisión de adquirir su primera vivienda, pero para los “inversionistas” genera ansiedad de inversión ya que las propiedades están generando plusvalía a muy corto plazo.


Otros analistas creen que los precios puedan proyectarse a la baja en vista a que estamos viviendo tiempos de mucho estrés sobre todo por que no sabemos qué pasará en el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, es muy probable que reprima los bolsillos de los dominicanos.


Si está pensando en comprar una vivienda, estas 10 recomendaciones le pueden ayudar a tomar una mejor decisión:


1.   Hágase una evaluación financiera. Antes de comprar, es importante analizar su situación financiera actual. Debemos determinar nuestros ingresos y el fondo ahorrado que tenemos disponible como cuota inicial. Pese a que actualmente las tasas de interés para préstamos son bajas pero obtener una hipoteca no es tan sencillo. Los bancos son cada vez más exigentes en la verificación de sus ingresos e historial de crédito.

 

2.   Fije expectativas reales. Si desea comprar su primera vivienda es importante que sus expectativas sean realistas considerando el aumento del valor de la propiedad. El índice de valorización o plusvalía de una vivienda promedia los 3,6 % anual en algunos países, según datos del índice Case-Shiller, uno de los principales indicadores de precios de vivienda de la firma Standard & Poor’s. Esto revela que ya no es factible comprar y tratar de vender al cabo de unos meses o un año.

 

3.   Piense como inversionista. Piense en la rentabilidad esperada de su inversión, el riesgo y el plazo. La rentabilidad si compra para alquilar la propiedad será lo que obtenga del ingreso de renta, menos los gastos de mantenimiento e impuestos. Junto con la valorización anual de la propiedad, esto se convierte en su rentabilidad.

Si compra una propiedad para vivir en ella, uno de sus objetivos también será hacer la mejor inversión posible. Por lo que la mejor forma de lograrlo es buscando en áreas con los mejores colegios porque esas zonas tienden a ser polos de atracción para familias.

 

4.   Considere seguir pagando alquiler. Compare los costos de comprar y mantener una casa o apartamento con el costo de rentarla. Zillow.com acaba de hacer este análisis de comprar versus alquilar para cerca de 200 zonas metropolitanas y 7,500 ciudades de Estados Unidos. El estudio concluye que en el 75 % de las áreas analizadas, comprar es mejor que alquilar.

 

Sin embargo, cada comprador debe hacer su propio análisis.


5.   Ubicación, Ubicación, Ubicación. Una casa aumenta su valor si está bien posicionada en un área con colegios de alta clase social y con buenas vías de comunicación y transporte a los principales centros urbanos.

 

6.   Conviértase en un experto. Reúna información del área que eligió y de las propiedades que le interesan. Es importante conocer precios de ventas recientes de propiedades similares a las que usted quiere. En nuestro país obtener esta información es poco probable en vista de que no tenemos una institución pública o privada que registra estadísticas de ventas inmobiliarias por sectores o ciudades, para eso sugerimos asesoramiento de nuestros expertos en RuninHome Inmobiliaria, visítanos en www.runinhome.do

 

7.   Busque la pre-aprobación de un crédito hipotecario. Al buscar la calificación de un banco, el comprador sabrá su score de crédito y la tasa de interés más favorable del mercado. “Es muy importante que busque muchas opciones de diferentes bancos para tomar una mejor decisión”.


8.   La casa puede ser un plan de jubilación. Cambiarse de casas le puede rendir dividendos. “Es una estrategia cada vez más frecuente entre las personas que se acercan a la edad de retiro o están jubiladas. Se mudan a una casa más pequeña o venden y usan el capital como fuente de ingresos”, dice Armand Cristopher, propietario de la firma inmobiliaria con sede en Dallas, Senior Living Realty, especializada en personas mayores.


9.   Tenga en cuenta las mejoras. Calcule el costo de la inversión adicional que requiere la vivienda. Ninguna propiedad es perfecta y hasta las más nuevas requieren cambios y modificaciones. Es clave que los cambios que se hagan estén orientados en aumentar su valor.


10.   Piense a largo plazo. La compra de una vivienda es una inversión a largo plazo. Se recomienda comprar con la perspectiva de mantenerla por cinco años o más. Este tiempo permite obtener mayores beneficios de tener una propiedad si se vive en ella o si se compró como inversión para alquilar.