El Seguro Inmobiliario, ¿necesitarlo y no tenerlo?

El Seguro Inmobiliario, ¿necesitarlo y no tenerlo?


Todos sabemos que detrás de la compra de una propiedad existe un esfuerzo mayor que en ocasiones involucra años de trabajo, tenacidad y constancia. Ante la magnitud e importancia de tal inversión, los seguros inmobiliarios se presentan como una protección invaluable para el comprador frente a diversas circunstancias imprevistas tales como accidentes, robos o desastres naturales. 


Ahora bien, ¿qué es un seguro inmobiliario y para qué lo necesito? El seguro inmobiliario es un respaldo de una institución financiera y/o aseguradora que ayuda al propietario con un monto de dinero previamente acordado (según los términos de la póliza) para recuperar su casa o apartamento en casos de sufrir daños o pérdida total. También en algunos casos es posible incluir elementos adicionales como el mobiliario para una mayor protección. 


En términos generales, las opciones más buscadas por los consumidores son en primer lugar un seguro de daños, que protegen el patrimonio material de las personas en general en caso de un accidente en la propiedad generado por algún desastre natural, inundaciones, robos o incendios. Es con seguridad la póliza más usada y de las más básicas que encontramos en el mercado. 


Tenemos también los seguros multiriesgos, que se encuentran entre los preferidos de las personas ya que además de proteger la estructura del inmueble y su contenido, extienden también su protección sobre daños a terceros (responsabilidad civil) dentro de su cobertura básica. Cabe destacar que las empresas aseguradoras ofrecen este tipo de seguros con coberturas bastante ámplias y generosas frente a distintos tipos de daños. 


Y para quienes buscan alquilar su propiedad, existen también los seguros de alquiler o arrendamiento, el cual se lleva a cabo entre el propietario del inmueble y la empresa aseguradora para proteger el inmueble de inquilinos poco favorables que puedan tener un historial de morosidad de pago. En estos casos la compañía tiene la responsabilidad de llevar a cabo una investigación exhaustiva del inquilino antes de que se logre firmar un contrato de arrendamiento y de esta forma el propietario queda protegido. 


Incluso existe también la figura de los seguros para amortización de préstamos, que son una póliza especial de protección de pagos asociado a la hipoteca que, en caso de fallecimiento, incapacidad laboral transitoria o desempleo del tomador, libera a sus herederos del pago total o parcial de la deuda (según el porcentaje asegurado). Sin duda una solución que protege a toda la familia. 


En nuestro país es posible asegurar cualquier tipo de vivienda, sólo hay que considerar que las condiciones cambian de acuerdo a la empresa con la que se contrate la póliza, el valor económico de la propiedad, el tipo de riesgos que hay en la zona donde está ubicada y cada empresa establece sus condiciones en cuanto a las formas de pago. 


Contacta hoy mismo a nuestros asesores inmobiliarios y te acompañaremos en el proceso de seleccionar el seguro inmobiliario acorde a tus necesidades, para que tu inversión esté siempre protegida. 


Síguenos en nuestras redes sociales y no te pierdas nuestro contenido de interés: @runinhomeinmobiliaria.