La construcción sostenible, ¿en qué me beneficia?

La construcción sostenible, ¿en qué me beneficia?


Algunos vendedores parecen sacar argumentos de venta desde un sombrero de mago. Si piensas que la sostenibilidad es uno de esos argumentos traídos del cabello para venderte una propiedad, afortunadamente no es así, y acá te explicamos un poco sobre esto. 


La pandemia, con su caos y angustias nos han obligado a darle una mayor importancia al deterioro del medio ambiente. Y es que nuestro planeta no da espera, el cambio climático avanza causando estragos inimaginables hasta hace pocos años. Largas sequías e inviernos interminables, especies que se extinguen y cambios drásticos de temperatura nos afectan a todos por igual. ¿Qué hacer?, sin duda otros criterios de producción e integración con nuestro entorno deben primar. 


Por ello, existen hoy nuevas tendencias en la construcción inmobiliaria y República Dominicana participa en ellas. La necesidad de ahorro energético y de un manejo sostenible de los residuos sólidos hacen que en la actualidad los constructores valoren de forma especial la selección de materiales capaces de producir aislamiento térmico en aras del ahorro de energía, se construyen sistemas de ahorro de agua en las edificaciones, se implementa el uso de energías renovables y se incorpora con fuerza el uso de la madera como material noble. 


El COVID y su largo período de aislamiento nos mostró la necesidad de contar con más espacios al aire libre. Todos requerimos con urgencia espacios más flexibles, multifuncionales y luminosos donde pueda ser más liviana alguna circunstancia de aislamiento preventivo como la que acabamos de vivir, y en eso se empeñan los constructores en la actualidad. 


Destaca dentro de este movimiento la integración de tecnología de impresión 3D bajo la cual se crea un objeto tridimensional a través de la superposición sucesiva de capas de determinados materiales, bajo esta técnica, el constructor inmobiliario tiene una mayor facilidad para obtener acabados con un alto nivel de detalle a la vez que le permite emplear otro tipo de materiales no contaminantes. 


En nuestro país, a partir del año 2008 estamos amparados bajo el sistema de certificación medioambiental identificado bajo las siglas LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) la cual promueve el uso de materiales nobles como la piedra, la cerámica (de extendido uso en nuestro país) y las maderas tropicales que abundan en este paraíso y que soportan mejor los cambios de temperatura. Con esto sin duda se aprovechan las características naturales del entorno para incorporarlas al diseño y lograr una construcción inmobiliaria más limpia y más integrada con la naturaleza. 


Para el caso de construcciones de lujo, el uso de la domótica se extiende para lograr inmuebles auto-manejables y mucho más eficientes, capaces de lograr per se un mayor ahorro energético y un mejor manejo de residuos contaminantes, esto a la par de brindar al habitante del inmueble un mayor confort en su hogar. 


Sin embargo el estado dominicano también ha logrado avances importantes en materia de desarrollo sostenible e incluyente. En el modelo de ciudad Juan Bosch se integran lo residencial y lo productivo con las actividades propias de un centro urbano. Este desarrollo cuenta con 25 mil viviendas, hospitales, escuelas, estancias infantiles y centros de envejecientes. La gran novedad es que cuenta también con centros de recolección de desechos sólidos y centros de capacitación laboral, además de sistemas de ahorro energético y de agua potable. 


Como se puede observar, una construcción inmobiliaria realizada con técnicas y materiales sostenibles nos permiten una mejor integración con el entorno y a largo plazo representa para nosotros una fuente importante de ahorro a la que debemos apostar. Contacta hoy mismo con nuestros asesores, quienes estarán encantados de mostrarte opciones de inmuebles construídos bajo estos parámetros.